Y… ¿Qué querés ser dentro de una organización?

De institucionalización, rutinas, estancamiento, metas y objetivos personales en una organización

Miguelito esperando algo de la vida

Como cada día, el señor “Y” llegará a su trabajo, saludará al personal de vigilancia, caminará por el pasillo hasta su oficina: en el camino saludará a algunos de sus compañeros, colgará su abrigo gris en el perchero, apoyará su bolso de mano arriba del fichero a la izquierda de su escritorio, correrá hacia atrás su asiento ergonómico, tomará asiento y estirará levemente su brazo izquierdo para prender la CPU. Luego abrirá su cajón, tomará su taza que tiene como logo un escrito que dice “Me merezco esto”, caminará hasta la sala de break y se servirá un café, comentará con un compañero el final de esa serie muy vista, volverá a su escritorio con su taza arrastrando levemente los pies. Se sentará nuevamente en su escritorio, tomará un paquete de bizcochitos, sacará solo 5 (“…se tiene que controlar un poco…”, pensará) y  beberá un sorbo de café. Con su mano derecha, sin soltar la taza, agarrará la pila de facturas para controlar de los proveedores y comenzará a cargarlas en el sistema, despacio (“…para qué apurarme si me pagan lo mismo…”, se dirá a sí mismo).

El señor “Y” es un trabajador como puede ser cualquiera: no exige demasiado y no se exige demasiado. No reclama demasiado y no espera demasiado. No discute demasiado, no pregunta demasiado, no le interesa demasiado. Está cómodo así como está, y trabaja en consecuencia.

¿Cuántas veces fuimos señores “Y”?

 ¿Cuántas veces vimos señores “Y” en nuestros lugares de trabajo?

¿Estás conforme con la posición que tenés y con quién sos dentro de la empresa en la que trabajas?

¿Te preparaste para ser otra cosa?

 ¿Querés ser algo más que lo que sos hoy en día en tu trabajo?

Una de las preguntas que más aparecen en cualquier buscador de Internet, es la de “¿Cómo te ves en 5 años?”, pregunta que por lo general se realiza en una situación de entrevista tipo (pregunta que considero en particular que hoy en día no tiene sustancial relevancia), y como respuesta se ofrece un sinfín de respuestas posibles. Si bien sabemos que el selector lo que espera es poder conocer, entre otras cuestiones, si la empresa que ofrece la vacante va a poder responder a las expectativas a largo plazo que tenga el postulante, y en ocasiones no sea del todo fácil responderla, lo cierto es que inconcientemente nos preparamos desde pequeños para responderla.

¿Y vos qué querés ser cuando seas grande?

 ¿Qué vas a estudiar cuando termines la secundaria?

 ¿A qué te vas a dedicar cuando te recibas?

Un colega me dijo en días pasados que lo fundamental es fijarse metas tangibles. Yo no creo que sea del todo así: creo que es importante volar un poco más, y fijarse también metas de las otras…

¿Cómo evitar transformarse en un señor Y?

Justamente, una de las alternativas puede ser fijarse metas (tangibles e intangibles), y esforzarse por cumplirlas. El esfuerzo para conseguir algo puede hacernos sentir bien. Si buscamos mejorar, continuamente, seguramente aprenderemos de nuestros errores y podremos trabajar con previsión, e incluso aportar soluciones innovadoras.

¿Cómo gestionar a los señores “Y” en las organizaciones?

Las nuevas estructuras organizativas para ser competitivas necesitan poner en el centro a las personas para conformar equipos de alto rendimiento: y la gente aprende mucho más rápido y pone mucho más en juego su capacidad en aquellas cuestiones que son de su interés. Y mucho más cuando se les demuestra que su participación, un verdadero “formar parte”, no pasa desapercibida: cuando sienten que la manera en la que trabaja hace la diferencia. Esto también es empowerment.

Finalmente, no dejemos de estar preparados para encontrarnos en algunas organizaciones con menores posibilidades de crecimiento vertical: las estructuras tienden a ser cada vez más chatas, con menos cargos ejecutivos, donde igualmente será necesario no dejar de buscar ser protagonistas desde el lugar que nos toque.

relaclabor@gmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s